Maternidad a “escondidas”

Uno de los argumentos que utiliza el Ministro de Justicia y su bancada en el Congreso, así como las y los demás representantes del Partido Popular para impulsar su reforma a la actual Ley de Derechos Sexuales y Reproductivos e Interrupción Voluntaria del Embarazo, es la de una supuesta protección a la maternidad, diciendo que van a reforzar los mecanismos –inexistentes, cabe anotar- para que las mujeres puedan vivir una maternidad libre y decidida.

No quiero detenerme en la situación económica y las fatales consecuencias que tienen para las mujeres que viven en España la reforma laboral que el partido de gobierno ha llevado a cabo, porque sobre ese tema ya muchas compañeras han escrito análisis bastante sustanciales. Así que me van a permitir que retome dos asuntos más coyunturales, pero con un trasfondo ideológico muy marcado.

Hace dos días, una diputada del PP de Murcia presento una propuesta (aprobada en solitario, ya que la oposición votó en contra de ella) para que las chicas que en edad escolar se queden embarazadas, puedan recibir su educación desde casa, ya que según ella “les supone una vergüenza asistir a clases en ese estado”; la pregunta es clara ¿esa es su manera de defender la maternidad? ¿escondiéndola?. A quienes defendemos el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad nos acusan, constantemente, de incitar al aborto como única opción, cuando esa afirmación es completamente falsa: lo que defendemos es el derecho a decidir, tanto si quieren como si no, ante lo cual me parece lamentable que ellxs, que dicen defender la vida y la maternidad, pretendan generar un estigma sobre una decisión -que espero sea libre- y que en vez de normalizarla, (como un derecho) educando a la comunidad en general, en el cambio de percepción de situaciones como esta, lo que pretendan es esconderla, como si ser madre fuese algo de lo cual avergonzarse. Volvemos al asunto de la educación sexual y afectiva, el respeto por los derechos y la libre decisión sobre nuestras maternidades, pero dando todos los puntos de vista, para que esas decisiones sean realmente libres y conscientes en lo que un proyecto como ese significa y así mismo creando reales programas de apoyo para que estas jóvenes madres no tengan tantas dificultades a la hora de continuar y concluir sus estudios.

Un pequeño dato para no olvidar: del PP de Murcia también era la concejala que llamó terroristas a las mujeres que abortan o defendemos el aborto… que la memoria a veces es corta.

Ahora, y en esto si me quedo muy poco por que no pienso gastar más letras de las necesarias con éste tema, que es un despropósito; ¿dónde están los órganos del Gobierno -ese que dice defender la maternidad- controlando los modelos estereotipados que día si y día también los medios de comunicación y las campañas de publicidad nos venden? Permitir que anuncios como el de la marca de ropa Desigual -que vende la idea de ser madres pinchando los preservativos a “escondidas” de nuestras parejas- se trasmitan por las cadenas de televisión (me dan igual los horarios, porque si hablamos de los juguetes, no acabaríamos nunca) es una prueba más de que su interés es el de perpetuar un modelo de sociedad machista, patriarcal y misógino, vamos, pura ideología.


photo credit: Giusy, wk33d6 via photopin (license)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *