No pedimos paso, sabemos lo que queremos el 20D

Ya estamos en plena precampaña, y como era de esperar, empezamos a escuchar historias sobre la igualdad entre mujeres y hombres llenas de incoherencias se mire por donde se mire.

El problema es que la vergüenza, que en medio de todo era sana y mantenía alejados a quienes sabían que, en determinados espacios y reivindicaciones no pintaban nada, parece que se ha perdido.

Fue lamentable ver a Andrea Levy, del Partido Popular, intentando colar un mensaje de apoyo en la manifestación del 7N en Madrid contra las violencias machistas, cuando su partido lleva cuatro años en el Gobierno recortando de manera despiadada en materia de igualdad, prevención y atención de la violencia de género, y creando leyes que aumentan exponencialmente las desigualdades.

Pero más lamentable fue ver al ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, negar “rotundamente” estos recortes. Pues eso, señoras y señores, pregúntenselo primero a las damnificadas por los recortes antes de creerle ni una coma. Los hechos son claros, y la sociedad en general y las mujeres en particular ya no creemos al PP.

Ahora bien, la derecha no escarmienta y sin duda ha perdido la vergüenza.

Este sábado, CiudadanOs (y sí, la O en mayúscula, porque desde la configuración de su nombre se demuestra el interés por ser incluyentes) nos ha sorprendido con unacampaña a favor de la igualdad.

Tenían vídeo, etiqueta para las redes (#LasMujeresPedimosPaso) y hasta mitin de su líder, donde sin sonrojarse, Rivera decía que “esto no va de mujeres, somos los hombres quienes debemos liderar el cambio”, y se quedó más ancho que largo, dejando claro que no se ha enterado de nada. Una vez más demuestran que esto de la igualdad entre mujeres y hombres es un discurso que se aprenden en campaña, pero que no lo tienen ni asumido, ni interiorizado.

También estuvieron hablando de la propuestas en la materia incluidas en su programa electoral. Salieron triunfantes a contarnos un cuento muy raro y confuso sobre la conciliación y los permisos por maternidad y paternidad, pero parece que no se han enterado de cómo funciona este permiso a día de hoy.

Las mujeres actualmente tenemos dieciséis semanas de permiso y Ciudadanos quiere reducírnoslas a ocho semanas. Sí, así como lo leen. Están hablando de un claro retroceso, tratando de confundir los términos de una propuesta muy clara, hecha y presentada ya en el Congreso de los Diputados/as por la Plataforma PPiiNA que habla de equiparación de permisos pero sin que ello nos reste los derechos ya conseguidos. PPiiNA propone equiparar las 16 semanas para ambos progenitores de manera igualitaria, intransferible y remunerada al 100%.

No, señor Rivera, por mucho que yo admire a Victoria Kent por diversos motivos y hermandades, discrepo con ella en su argumento de que las mujeres no estábamos preparadas o no sabíamos lo que necesitábamos a la hora ejercer el derecho al voto, frente a la defensa que Clara Campoamor hacia del sufragio universal.

Estamos preparadas y sabemos lo que queremos. Queremos un sistema realmente democrático donde no seamos sólo parte de un discurso incoherente y sin fondo. No pedimos paso, los pasos ya los hemos dado, y nos ponemos donde queremos estar, al cincuenta por ciento de todo. Y por eso mismo, sabemos lo que votaremos el #20D.

Artículo publicado en El Huffington Post 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *